Cabinas para grupos electrógenos

Los grupos electrógenos o generadores eléctricos, son equipos diseñados para cumplir el objetivo de asegurar el suministro de energía eléctrica. Puede ser la única fuente, como ocurre con frecuencia en lugares alejados o una fuente alternativa que se pone en marcha cuando la fuente externa se suspende por el motivo que sea. Los equipos electrógenos se utilizan mucho en centros comerciales, colegios, hospitales, etc. Por supuesto que en todos los casos asegurar el servicio es fundamental, pero en algunos casos es simplemente vital. Es el clásico ejemplo de los hospitales donde el suministro tiene que ser permanente siempre. La ubicación de los grupos electrógenos o generadores eléctricos es importante. En algunos casos puede estar en el interior de la construcción y en otros puede ser necesario usar las cabinas para grupos electrógenos, las cuales resuelven gran cantidad de situaciones en las que es necesario que el grupo esté en el exterior de la construcción.

Las cabinas para grupos electrógenos resuelven el problema de poder usarlas a la intemperie, cuando no tenemos un lugar adecuado en el interior. Por supuesto que el equipo en el interior de la cabina queda completamente a salvo de las inclemencias del tiempo, dato para nada menor.

La segunda ventaja es también muy relevante. Las cabinas insonorizadas resuelven el problema de la contaminación sonora. El grupo electrógeno genera en su funcionamiento un ruido molesto por lo que insonorizar la cabina es un paso muy importante. Para insonorizar la cabina se usa un material fono acústico cubriendo todo el interior de la misma.

Otra ventaja adicional de las cabinas, es que en muchos casos, aunque no siempre,  son transportables. Esto hace que el equipo pueda utilizarse exactamente donde se lo necesita.

Las cabinas tienen diseños diferentes de acuerdo a los requerimientos del equipo electrógeno en cuestión, pero todas tienen accesos muy simples a los controles lo que permite un funcionamiento y un mantenimiento asegurado en cuanto a las opciones.

Son muchas las situaciones en las que es más conveniente tener el grupo electrógeno fuera de la construcción. Obviamente que la cabina tiene que ser de buena calidad para asegurar que no se va a someter el equipo ni remotamente a la intemperie. El problema de la contaminación sonora que hace un tiempo era el paso limitante para usar los equipos fuera de la construcción, se ha resuelto en forma muy efectiva ya que insonorizar la cabina descarta totalmente el problema del sonido generado.


Para mas información, visite:
http://cramelectro.com/productos/detalle/34

Consultas: http://cramelectro.com/contacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *